A tu dieta le faltan más frutas y verduras? respuesta: GREEN SMOOTHIES!

la-guia-de-los-smoothies-watercolor

La Organización Mundial de la Salud nos recomienda consumir 5 porciones de frutas y verduras por día, eso suena fácil de conseguir hasta que caemos en cuenta que una porción de frutas equivale al tamaño de tu puño cerrado, y una de verduras a lo que cabe en dos manos abiertas, y es ahí cuando hacemos un recuento y notamos que a lo largo del día sólo hemos apenas mordisqueado una banana, y  comido un tomate rebanado con un par de lechugas en aquella ensalada. Para ese momento del día, o mejor, para empezarlo temprano con la mayoría de la recomendación frutas y verduras cubierta, qué mejor opción que un fácil de hacer, nutritivo y delicioso smoothie?

porciones

Batido verde como también se le conoce [aunque no lo podemos negar, en inglés suena más provocativo!] no es más que un licuado que contiene frutas y vegetales de hoja verde enteros, al que se le agrega un poco de agua o leche vegetal, por lo que posee además del zumo de la fruta o verdura, toda su fibra.  Estos batidos son la  forma más sencilla y práctica de comer frutas y vegetales frescos, brindándonos en apenas unos minutos de preparación un verdadero elixir de salud y nutrición, y son tan prácticos que incluso te lo puedes llevar e ir tomándolo mientras estás en el auto o colectivo, por lo que no hay excusas para completar la recomendación diaria!

Te mostramos los principales beneficios de los green smoothies:

  • Excelente forma de incluir fibra a nuestra dieta diaria, ayudándonos a mantener una buena salud intestinal.
  • Fácil de digerir.
  • Aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales [de verdad, no los sintéticos de la farmacia!]
  • Saciante con bajo aporte calórico.
  • Reemplazando una comida por un green smoothie te permite en apenas un par de minutos hacer el desayuno o la cena.
  • Están repletos de antioxidantes.
  • Dependiendo de los ingredientes, pueden ser altamente energéticos, desintoxicantes, depurativos e incluso adelgazantes.
  • Alcalinizan nuestro organismo.
  • Es la mejor forma de introducir vegetales de hoja verde que no son de nuestro agrado a la dieta, pues el sabor predominante en estos batidos es el de la fruta principal.
  • Su alto contenido en clorofila oxigena, desintoxica y regenera nuestro cuerpo a nivel molecular y celular, traduciéndose en salud de los sistemas circulatorio, digestivo e inmune.

Manos a la obra!

Preparar en casa ricos smoothies es muy sencillo, sólo hay que tomar en cuenta unas pocas recomendaciones para que potencies sus propiedades y evites que te caigan pesados, pues aunque con ellos tienes luz verde para hacer las combinaciones que desees, es bueno que conozcas cómo mezclar las frutas para que no tengas problemas de digestión, como el combinar hasta un máximo de tres frutas, preferiblemente no mezclar frutas dulces/semidulces con ácidas/semiácidas  y,  de ser posible colocar igual cantidad de vegetales que de frutas.

Ejemplos de frutas dulces/semidulces son: papaya, mango, manzana, banana, pera, mamey, parsimonios, higos, durazno, dátil, níspero, melón, sandía, guayaba, fresa, albaricoque, guanábana, ciruela, uva.

Ejemplos de frutas ácidas/semiácidas son: tamarindo, kiwi, lulo, piña, parchita [maracuyá], uchuva, mora, naranja, limón, pomelo, mandarina, tomate de árbol, curuba, granadilla.

Ejemplos de frutas neutras son: aguacate, manzana, coco, pepino.

Cómo prepararlos?

  1. Pon un vaso pequeño [175 cc] de líquido de tu elección: leche vegetal, agua, té verde o agua de coco.
  2. Agrega una porción de vegetales de hoja verde troceados o una combinación de ellos [asegúrate que estas realmente utilizando una porción si lo que escogiste cabe en las palmas de ambas manos abiertas!]: acelgas, tallos de apio, lechuga, hojas de remolacha o zanahoria, rúgula, espinacas, cilantro, perejil, col morada, col rizada, berros, hierbabuena.
  3. Escoge una porción de fruta troceada o una combinación de ellas [recuerda que una porción es una cantidad de fruta similar al tamaño de tu puño cerrado] estas pueden estar a temperatura ambiente o congeladas.
  4. Conviértelo en un súper smoothie, incorporando a la mezcla una cucharada de algún aditivo cargado de poder antioxidante, sabor, o proteínas: semillas de lino, almendras, nueces, chía, moringa en polvo, cúrcuma en polvo [una cucharadita], un trocito de jengibre o jengible en polvo [una cucharadita], spirulina, maca, mantequilla de maní, canela [una cucharadita], cacao en polvo, hierba de trigo en polvo, avena en hojuelas, frijoles blancos cocidos, lentejas rojas cocidas.
  5. Por último, puedes endulzarlo con dátiles sin semilla, ciruelas pasas, melaza, miel de ágave, stevia o dejarlo tal cual sin endulzar, que queda igual delicioso.
  6. Procesa en la licuadora por un par de minutos y listo!. Puedes tomarlo inmediatamente o te puede aguantar hasta 12 horas en el refrigerador guardado en un recipiente de vidrio.

Una vez agregas el líquido a la licuadora enciéndela y comienza a incorporar los ingredientes. Siempre coloca los ingredientes en el orden sugerido arriba para que la licuadora procese mejor los vegetales y las frutas  y con ello obtengas una consistencia más cremosa.

Si deseas reemplazar una comida por los green smoothies, recomendamos que hagas el doble de la cantidad de ingredientes de la receta base.

pizarra1

Ya sabes cómo recargar tu cuerpo de una manera fácil, ingiriendo la cantidad de frutas y vegetales recomendados diariamente. Convierte los batidos verdes en una rutina de tu día a día y notarás la diferencia!

Te gustó? ayúdanos a llegar a más compartiendo este post! 

Leire Gispert

Leire Gispert

Hola! soy Leire. He creado esta página, a la que a mí me gusta llamar más comunidad, con el fin de compartir ideas e información, con los que en nuestra meta está el mejorar ese pedacito de mundo que se nos ha encargado, o llegar más allá. Deseo darte las gracias por querer cambiar tu vida, y ayudar a que juntos como un gran equipo cambiemos el planeta!

Queremos saber tu opinión. Deja un comentario!