HUERTO: Disfruta de sanas y ricas fresas cultivadas en casa [DIY]

No hay comida más deliciosa que la que hemos preparado con los ingredientes que nosotros mismos hemos hecho crecer.  Además de lo gratificante y hasta terapéutico que es cuidar de aquellas plantas que nos lo proveerán.

fresas

En este post te mostramos lo fácil que es plantar tus propias fresas, bien sea en macetas o directo en la tierra. Lo que sí te aconsejamos es que empieces con plantines y no con semillas, ya que éstas son algo difíciles de hacerlas germinar, y si eres un principiante esto te va a complicar el cultivo. Los plantines los puedes adquirir en viveros y tiendas de plantas. También puedes comprar una planta ya grande, de ésta salen pequeñas plantitas alrededor de la planta madre. Comprar una mata de fresa ya crecida es una buena idea si deseas empezar a tener varias plantas para tener más cosecha pero quieres comenzar a disfrutar pronto de ricas frutas cultivadas en casa.

Cultivo en maceta:

Para la siembra en maceta puedes elegir entre una normal o una colgante. La ventaja de la colgante es que ayudan a proteger las frutas al estar suspendidas, contra los bichitos que generalmente andan por el suelo.

En cualquiera de las macetas que hayas escogido lo primero que hay que hacer es colocar tiestos o teja picada, piedrecillas o bolas de arcilla en el fondo de la maceta [idealmente de tamaño mediano] para garantizar un buen drenaje y luego llenarla con sustrato o tierra de calidad.  Riega la tierra con la ayuda de una regadera, sin llegar a encharcar y espera a que el agua drene. Ya con la tierra húmeda, abre un hoyito en el centro y planta la fresa. Vuelve a regar y coloca la maceta en un lugar bien iluminado pero protegido del calor excesivo del sol, pues son plantas algo delicadas.

También puedes cultivarlas en unas macetas especiales llamadas freseras, plásticas o de arcilla,  que permiten colocar varias plantitas en un solo recipiente y de paso son muy bonitas y decorativas.

fresas1

[foto: greenfingers.com]

fresas2

[foto: www.waitrosegarden.com]

Cultivo directo en el suelo:

Para el sembrado de fresas directo en el suelo se deben preparar antes unas líneas o carrileras de tierra elevada y separadas a unos 70 centímetros entre ellas. Humedece la tierra y a continuación siembra los plantines a 30 centímetros de separación entre cada una para que las plantas puedan desarrollarse mejor. Es recomendable cubrir con hierba seca o paja las hileras para proteger las plantas.

Otra alternativa para sembrar es mediante el uso de canaletas o tuberías con aperturas, lo que es muy útil para espacios chicos, pues se puede utilizar la pared para cultivarlas, tal y como lo podemos ver en este video de Anibal Lecter:

Consejos útiles:

La fresa es una planta de la que sólo podremos conseguir frutos una vez al año. Todo lo bueno requiere un poco de paciencia.

En cuanto al riego, es una planta exigente de humedad pero muy delicada con el exceso de agua, pues se pudren con facilidad. Para evitar encharcamientos opta por un buen drenaje y tierra de calidad. El método idóneo de riego es el que funciona por goteo.

Para dar más vigor a las raíces y obtener una planta más fuerte es recomendable cortar las primeras flores.

La fresa es una planta de crecimiento muy lento. Como truco para estimular su crecimiento se recomienda plantar ajos alrededor de la planta.

Fuentes: Fuente 1 Fuente 2

Te gustó? Compártelo!

Leire Gispert

Leire Gispert

Hola! soy Leire. He creado esta página, a la que a mí me gusta llamar más comunidad, con el fin de compartir ideas e información, con los que en nuestra meta está el mejorar ese pedacito de mundo que se nos ha encargado, o llegar más allá. Deseo darte las gracias por querer cambiar tu vida, y ayudar a que juntos como un gran equipo cambiemos el planeta!

Queremos saber tu opinión. Deja un comentario!